Cartera de Valores

Introducción.

Generalmente, en nuestra vida de inversores, llega un momento en que comenzamos a plantearnos la necesidad de estructurar y organizar de una forma coherente aquellos productos financieros que poseemos. Otros, los más previsores parten ya con una formación sólida y comienzan su incursión en el mundo financiero creando una estructura que previamente han diseñado teniendo en cuenta una serie de factores. El caso es que llegado el momento muchos se plantean dar forma a lo que normalmente conocemos como “Cartera de Valores”. Veremos a lo largo de varios artículos como es posible la creación de tal instrumento tomando como base la existencia de algunos principios necesarios que nos facilitarán dicha tarea.

En principio debemos diferenciar lo que es una cartera de inversión concepto amplio que incluye tanto productos de renta variable como de renta fija, bienes muebles e inmuebles, así como otra serie de productos financieros y derechos, de lo que normalmente calificamos como cartera de valores que básicamente incluye estos, es decir productos e instrumentos de renta variable y por antonomasia los valores propiamente dichos.

En este sentido, podemos definirla como el conjunto de activos financieros de una persona física o jurídica, estructurada de acorde a unas normas preestablecidas y orientada a la obtención de beneficios de forma continuada y consistente.

En España utilizamos el término “Cartera” pero en Latinoamérica se usa el equivalente “Portafolio” derivado a su vez del más generalizado de todos, cuya procedencia la encontramos en el idioma inglés como “Portfolio”.

Hablamos por lo tanto de un conjunto de inversiones estructuradas de una forma concreta. De esta manera y como ejemplo muy sencillo, si tenemos 20.000 dólares y queremos invertirlos en valores bursátiles podríamos hacerlo de la siguiente forma:

4.000 dólares en la Compañía SNC (Un 20% del total de nuestro Capital inicial)

10.000 dólares en la Compañía Prima Star (Un 50% por ciento)

6.000 dólares en la Compañía AWN (Un 30% de la inversión total)

Como podemos observar, el conjunto de estas tres inversiones individuales conformarían nuestra hipotética cartera. Por qué hemos dado un peso distinto a cada uno de los valores y no hemos asignado la misma cantidad de inversión a todos y cada uno de ellos? No se preocupe, irá descubriendo por qué en este y sucesivos artículos, baste de momento saber que esta estructura por sencilla que sea, es nuestra “Cartera”.

Principios Generales.

Antes de continuar examinando otros conceptos como riesgo, volatilidad, diversificación, retorno o “asset allocation“, vamos a examinar los Principios Generales que deben regir toda cartera y que son básicos si queremos obtener beneficios. Son necesarios y de cumplimiento obligado.

Primero: Cuál es nuestro perfil como inversor? Este es el primer elemento que debemos definir antes de afrontar la creación de una cartera. Debemos conocer donde está nuestra aversión al riesgo. Generalmente se plantea la existencia de tres perfiles diferenciados, conservador, moderado y agresivo. Debemos por tanto ubicarnos en uno de ellos y realizar nuestra inversión en consecuencia al perfil elegido. Si se está indeciso se debe elegir el perfil inferior en riesgo. Debemos recordar que a mayor riesgo mayor beneficio (pero también mayores pérdidas) por lo que es necesario valorar bien nuestra posición.

Segundo: Planificar Objetivos de Rentabilidad. Es necesario tener claro que es lo que queremos conseguir con nuestra cartera. Conservar nuestro poder adquisitivo? Incrementar nuestro patrimonio? En qué proporción? Y por supuesto hacer un planteamiento temporal real al que podamos ceñirnos sin tener que realizar ventas apresuradas por haber invertido más capital del que podíamos disponer. Cuanto quiero ganar y en qué tiempo quiero hacerlo.

Tercero: “Don’t put all your eggs in the same basket” o lo que es lo mismo: nunca pongas todos los huevos en la misma cesta. Esto nos lleva al principio de Diversificación. O la técnica consistente en invertir en activos diversos con el fin de reducir el riesgo del conjunto de la cartera. Trabajar distintos mercados y productos.

Cuarto: Realizar la pertinente Cobertura. Las coberturas, como ya se ha explicado en esta Web nos ayudan a limitar el riesgo en buena medida. Debemos acostumbrarnos a utilizar esta técnica que es imprescindible para el correcto funcionamiento de una cartera de valores al contado. Para los que quieran recordar los conceptos más básicos pueden encontrar el artículo correspondiente en “Las Coberturas” .

Quinto: Comprar valores con fundamentales fuertes. Sobre todo si nuestro perfil es moderado o conservador debemos huir de los llamados “chicharros” y buscar empresas con ratios fundamentales fuertes y consolidados.  Para ello podremos realizar análisis tipo Top-Down y/o Botom Up, entendiendo por fundamentales aquellas características técnicas que nos ayudan a descubrir cuál es el valor real, teórico u objetivo de una Compañía. Para ello estudiaremos además, ratios como el ROE, el valor contable, o el BPA entre otros muchos. También analizaremos su PER. Puede consultar el artículo que publicamos sobre el mismo en “Qué es el PER”.

Sexto: Aprender a deshacer posiciones. Es importante reconocer nuestros errores y comprender las causas que los han generado, pero no es menos importante tomar la decisión de cortar las pérdidas en el momento oportuno.

Séptimo: Adaptar la cartera a las nuevas situaciones. La cartera de valores debe ser un  instrumento vivo, no estático, que debe ser actualizado en la medida que las circunstancias lo requieran. En este sentido no debemos caer en el error de crear una cartera y dejarla “sin mantenimiento”, ya que este es imprescindible.

Por último, debemos tener en cuenta otros asuntos de no menor importancia, como la Fiscalidad (IRPF por ejemplo) y las comisiones que soportan los valores (compra, mantenimiento, corretaje, etc.) o el devenir de la Inflación (que puede provocar si no es contemplada adecuadamente que nuestra inversión pierda valor con el transcurso del tiempo).

Seguiremos hablando en posteriores artículos sobre la propia estructura de la cartera y su posible combinación de valores, así como de otros elementos necesarios a tener en cuenta a la hora de crearla y mantenerla correctamente.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Cartera de Valores
Nombre del Articulo
Cartera de Valores
Descripción
Cuáles son los principios básicos para crear y mantener una buena Cartera de Valores.
Autor
Organización
TB
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

Un comentario sobre “Cartera de Valores

Comentarios cerrados.

error: El contenido está protegido por Copyright.