J. Yellen a la Reserva Federal

Dentro de unas horas, el Presidente Obama anunciará oficialmente la sucesión al frente de la Reserva Federal, por parte de Janet Yellen, quien sustituirá a Ben Bernanke en el cargo. Obviamente es una noticia de alcance que tiene grandes implicaciones económicas y políticas. En realidad la lucha por la sucesión en el Banco Centenario hace tiempo que se inició, cuando todavía era el favorito Larry Summers. Pero una vez desbancado, le toca el turno a esta economista avezada, con más de cuarenta años de experiencia, un doctorado y las simpatías de una gran parte de los especialistas.

“Es una excelente opción y creo que será confirmada por un amplio margen” comentó a una conocida agencia de noticias el Senador demócrata por Nueva York, Chuck Schumer, una vez conocido el posible relevo.

Con 67 años, ha sido la mano derecha de Ben Bernanke  y entre su experiencia laboral, destaca haber sido la Presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, manteniendo ahora la continuidad con el actual Presidente de la FED y en principio y salvo cambio radical también con las compras mensuales de bonos y activos por valor de 85.000 millones de dólares al mes, que están teniendo lugar.

Todo lo anterior parece que gusta a las Bolsas y a los expertos, que alcanzan a ver una continuidad en los tan importantes desembolsos mensuales y en general en la política económica llevada a cabo hasta estos momentos.

Este nombramiento, si finalmente es aprobado por el Senado, pone fin a una dura batalla por ocupar el gran sillón del Banco Central estadounidense, aunque no debemos olvidar que el mandato de Bernanke expirará el próximo día 31 de enero.

Además de recibir la confianza del Presidente Obama, el pasado 26 de julio fue apoyada por más de un tercio de los miembros de la bancada demócrata, así como resultó ser también la preferida por más de doscientos economistas y expertos que firmaron un documento respaldándola.

A pesar de alguna opinión discordante en este sentido, como la del Wall Street Journal  (vía Dick Anderson) no del todo de acuerdo con “el estilo áspero e intimidatorio de Yellen que contrasta marcadamente con el de Bernanke y que no sería conveniente para la FED”, el movimiento ha sido acogido con muy buenas expectativas por los especuladores, las casas de inversión y el mercado en general.

Pronto veremos si se confirman todas estas expectativas.

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

error: El contenido está protegido por Copyright.