Opción CALL II

Para una mejor comprensión hemos dividido el estudio de la Opción Call en dos partes. En esta segunda, que ahora presentamos, hablaremos sobre este tipo de opciones desde el punto de vista del vendedor. En una anterior entrega y con el mismo formato presentamos las opciones Call desde el punto de vista del comprador. Este primer articulo puede encontrarlo en la Opción Call I. En cualquier caso le recomendamos que empiece por el estudio del anterior artículo y que posteriormente aborde esta parte del mismo.

Desde la posición del VENDEDOR,

(Call vendida)

Filosofía que subyace en la operación: Expectativas bajistas, en donde el vendedor prevé y espera que el activo subyacente pierda valor, disminuyendo su cotización. Esta opción supone para el vendedor la obligación de vender el activo subyacente al precio de ejercicio en o antes de la fecha de vencimiento, a cambio del cobro de una Prima determinada. Posee la característica de tener las ganancias limitadas a la Prima cobrada y las perdidas ilimitadas. Diré, como curiosidad para los más novatos, que las opciones Call pueden venderse sin necesidad de haberlas comprado previamente.

Como ya podemos imaginar, la Prima es recibida por el vendedor desde el comprador. Al contrario del comprador de Call, que tiene la posibilidad de ejercer su derecho o no, aquí nos encontramos con la obligación de realizar la venta en todo caso y sea cual sea la cotización del activo subyacente a fecha de vencimiento, siempre, claro está, que el comprador decida ejercer su derecho a comprar.

La principal desventaja de la venta de Call (o Call vendida) estriba en el hecho de tener las perdidas ilimitadas, aunque como veremos más adelante este riesgo puede limitarse considerablemente.

Como en el caso de la Call comprada, veamos algunos ejemplos para la venta de Call.

Call vendida sobre el Ibex 35.

En este caso tenemos la obligación de vender el activo subyacente (el Ibex 35) al Precio de Ejercicio negociado. Como en la Call comprada podremos negociar a casi cualquier precio, respetando la regla de que las variaciones sean de 50 en 50 puntos, según las normas de la Cámara de Compensación.

Llegados a este punto debemos recordar que las opciones tienen los mismos vencimientos que los futuros (ver al respecto el artículo sobre los mismos). De esta forma, con una Opción Call (vendida) sobre el Ibex 35 que venza el próximo/siguiente tercer viernes del mes de marzo a un precio de ejercicio de 10.000 puntos, tendremos la obligación de vender, en esa fecha, ese activo a 10.000, con independencia de cuál sea su cotización en ese momento, que puede ser, obviamente mayor o menor. Visto de la forma más sencilla (sin tener en cuenta la Prima u otros condicionantes) si la cotización en ese día es de 10.500 nuestra operación habrá estado en el lado equivocado, ya que tendremos que comprar el índice a 10.500, para posteriormente venderlo a 10.000, es decir cerraremos nuestra operación con perdidas. En cambio en un escenario bajista y por tanto favorable a nuestra operación, obtendríamos ganancias, así imaginemos la cotización a 9.500, y nuestra venta a 10.000.

Veamos todo esto de una forma un poco más completa.

Supuesto: Tomamos posición vendiendo una (1) Call sobre el Ibex 35 a 10.000 puntos, para recibir una Prima de 200 euros. En este punto debemos recordar que nuestras ganancias estarán limitadas al valor de esta Prima y que nuestras pérdidas, en cambio, pueden ser ilimitadas.

Bien, una vez que hemos descrito el escenario pasaremos a valorar algunas de las distintas posibilidades que pueden tener lugar.

Primera: Nuestra previsión no se ha cumplido y el mercado se ha tornado alcista, de tal forma que el activo subyacente cotiza por encima de los 10.000 puntos, imaginemos que a 10.300, en este caso nuestras pérdidas serán de 100 euros (debo comprar a 10.300 y vender a 10.000, la diferencia es de 300, menos 200 que hemos recibido de la Prima, total 100 euros de pérdidas) lo cual no representa, afortunadamente, una gran cantidad, pero debemos tener en cuenta que si el índice hubiera cotizado a 10.400 nuestras pérdidas hubieran sido de 200 euros y así sucesivamente, 10.500 para unas pérdidas de 300 euros, 10.600 para unas pérdidas de 400 euros, etc.

Segunda: El índice cotiza a 10.250 puntos. Seguimos perdiendo, en este caso 50 euros. Recapitulemos: debo comprar a 10.250 y vender a 10.000, la diferencia es de 250, menos 200 de la Prima, total 50 euros de pérdidas.

Tercera: El índice cotiza a 10.200 puntos. En esta situación, como es fácil entender, nos quedamos a la par, es decir no tenemos ganancias, pero tampoco pérdidas.

Cuarta: Nuestras previsiones no se cumplen del todo pero salimos finalmente de las perdidas, ya que el índice cotiza a 10.150. Ganancias de 50 euros.

Quinta: 10.100 puntos, ganancias de 100 euros. 10.050 puntos, ganancias de 150 euros. 10.000 puntos, por fin cobramos la Prima entera, 200 euros de ganancias. A partir de aquí es indiferente lo que el mercado baje ya que nosotros cobraremos siempre lo mismo, el total de la Prima, pero nada más.

Cotización Resultados

9.950 +200
10.000 +200
10.050 +150
10.100 +100
10.150 +50
10.200 0
10.250 -50
10.300 -100
10.350 -150
10.400 -200

En este caso también podemos vender Call sobre acciones y no solo sobre índices. Veámoslo con un ejemplo.

Call vendida sobre Acciones.

Tomaremos posición vendiendo una (1) Call sobre acciones de Telefónica (TEF) lo cual quiere decir que adquirimos la obligación de vender las mismas al precio de ejercicio negociado, con independencia de cuál sea su cotización en ese momento. Recordemos que estamos hablando de 100 acciones, aunque en este concreto valor puede variar (y de hecho lo hace) el número de acciones por contrato, pero para facilitar la comprensión y de cara al ejemplo tomaremos como referencia grupos de 100. Como en el caso anterior en que “vendíamos Ibex 35” nuestras ganancias estarán limitadas al precio de la Prima y nuestras pérdidas serán, cuando menos en teoría, ilimitadas.

Supuesto: Vendemos una (1) Opción sobre Telefónica (100 acciones) a 18 euros, con una Prima de 100 euros (1 * 100 acciones = 100). Pues bien, analicemos en detalle los posibles escenarios:

Primero: La cotización de Telefónica está a 19 euros. Ni perdemos ni ganamos ya que debemos comprar a 19 y vender a 18, pero recordando que hemos cobrado una Prima de 100 euros, por tanto perdemos un (1) euro por acción, es decir 100 euros, que compensamos con la tan mencionada Prima. A partir de este precio hacia arriba nuestras pérdidas se incrementaran. Por el contrario desde ese precio hacia abajo el incremento será de ganancias a nuestro favor, con el límite establecido por la Prima. Veamos cómo queda todo ello.

Segundo: La cotización de Telefónica es de 19,50 euros y por tanto perdemos 50 euros. Si la cotización es de 20 euros tendremos unas pérdidas de 100 euros. Si 20,50 euros, nuestras pérdidas serán de 150 euros. Y así sucesivamente en tanto en cuanto la cotización siga subiendo.

Tercero: Telefónica cotiza a 18,50 y aquí ya empezamos a ganar. En este caso 50 euros. Intente deducir el cálculo de este beneficio. Comprobará que es muy sencillo. Con una cotización establecida en 18 euros, nuestra previsión se cumple y ganamos los 100 euros de Prima. A partir de aquí será indiferente hasta donde baje la cotización de la acción ya que nosotros siempre cobraremos lo mismo, 100 euros.

Cotización Resultados

17 +100
17,50 +100
18 +100
18,50 +50
19 0
19,50 -50
20 -100
20,50 -150
21 +200
21,50 +250

Espero que les haya sido de utilidad, le proponemos ahora que visite las Opciones PUT.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Opción CALL II
Nombre del Articulo
Opción CALL II
Descripción
Segunda parte del monográfico sobre Opciones Financieras CALL.
Autor
Organización
TB
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

Un comentario sobre “Opción CALL II

  • Pingback: Opción CALL. Segunda Parte | Invertir en Crisis

Comentarios cerrados.

error: El contenido está protegido por Copyright.