Acciones

Las Acciones

Para comprender correctamente que son las acciones, primero debemos desviar la mirada hacia otro concepto, el capital social de una empresa denominada Sociedad Anónima. Éste no es más que las aportaciones (dinerarias o no) de los socios a la empresa. Pues bien, si dividimos en cientos, miles o millones de partes este capital social tenemos acciones, y la posesión de estas es lo que nos convierten en socio (o también llamado accionista), pudiendo así decir que desde ese momento uno es dueño de parte de la empresa, por minúscula que sea.

Ahora bien, el hecho de ser accionista confiere tanto derechos como obligaciones. Los primeros (y para qué engañarnos, los que más nos gustan), se pueden reducir en tres principales: recibir periódicamente los dividendos repartidos por la sociedad, la capacidad de votar en las juntas de accionistas y la libertad para vender las acciones en cualquier momento (con su respectivo beneficio si estaban más altas que cuando se compraron). Respecto a las obligaciones, será el accionista quién deba responder con su capital aportado a las pérdidas de la empresa.

Son una inversión en renta variable cuya rentabilidad variará dependiendo de los resultados económicos de la empresa y la percepción que los agentes participantes en el mercado tengan de estos resultados económicos, creando la variación de la cotización junto a los movimientos especulativos, estando siempre reguladas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Como en todas las inversiones, existen diferentes tipos de acciones, en este caso ordinarias y preferentes y, dependiendo del tipo de negociación, pueden ser divididas y subdivididas en otros tipos. Tanto las ordinarias como las preferentes se diferencian en el nivel de variabilidad.

Usualmente las acciones a las que accedes de forma común a través de los brókers son ordinarias, sin embargo hay compañías que ofrecen de otro tipo, las preferentes.

Conozcámoslas un poco más:

Una acción ordinaria es aquella porción dentro de la empresa en la que su valor, sea empresa pública o privada, está sujeta a la volatilidad del mercado y le otorga la participación dentro de la junta de accionistas de la empresa, algo realmente atractivo.

Las acciones preferentes tienen cierto nivel de ventaja respecto a las ordinarias gracias al sacrificio de ciertos derechos. Como ya sabemos, las ordinarias cobran un dividendo (en caso de que la empresa reparta beneficios). Este dividendo es variable, cambia en función del periodo y de los beneficios obtenidos. Por el contrario, las acciones preferentes prometen un dividendo fijo, estableciendo así una consecución de flujos conocidos (muy parecido a los bonos pero a perpetuidad, sin fecha de vencimiento).

Pero claro, hemos dicho que esto tiene un coste, para recibir algo hay que sacrificar otra cosa de igual o similar valor, y esto viene representado en dos cosas, la liquidez y el derecho a voto. Respecto a la liquidez cabe destacar que son productos muchísimo más ilíquidos ya que tienden a ser instrumentos a largo plazo y además usados por clientes institucionales, no particulares, por lo que es más complicado deshacer las operaciones. En lo referente al derecho a voto, se pierde, no tienes voz dentro de las acciones solicitadas en la empresa.

Otro aspecto importante es el orden de prelación (el orden de cobro en el caso en el que la compañía entre en concurso de acreedores). Este dato implica que las acciones preferentes cobran después de los distintos tipos de bonos y cédulas hipotecarias, situándose justo antes que la inversión de capital, las acciones, por lo que tienen un mayor riesgo que los títulos de renta fija pero menor (en principio) que las acciones ordinarias.

Para muchos españoles, cuando hablamos de acciones preferentes, se nos viene a la cabeza el famoso asunto que supuso una de las mayores estafas bancarias de la historia financiera en nuestro país y que se produjo en muchas de las Cajas de Ahorros de España, por ello es importante conocer bien todos los instrumentos financieros ANTES de operar con ellos. Lo ocurrido en nuestro país con las preferentes no es un caso aislado, en numerosas ocasiones ha primado el interés del banco sobre el del cliente, por eso es importante conocer los productos en los que vamos a invertir nuestro dinero, que luego viene Paco con las rebajas y nos quedamos sin dinero y sin derecho a reclamar. Importante es también el papel del gestor, su responsabilidad, saber a quién le dejamos nuestro dinero para que opere en nuestro nombre, y sobre todo el conocimiento del factor “retrocesión”, vinculaciones de las que disponen los asesores de turno con mayor o menor conocimiento del mercado, pero atados a la comercialización de determinados productos en particular, indistintamente de que sean los mejores o no del mercado, un tema muy peliagudo que desde aquí siempre instamos a investigar.

El desconocimiento de los inversores sobre las condiciones de contratación es lo que lleva a este tipo de engaños o estafas. De aquí que resulte tan interesante nuestro artículo “Consejos a la hora de trabajar con los Bancos” https://www.todosalabolsa.com/cuidado-con-los-bancos/ para que sepamos a qué atenernos cuando contratamos cualquier tipo de producto financiero.

Desde este magazine constantemente aconsejamos la importancia de estudiar siempre antes de entrar en cualquier operación financiera, disminuyendo lo máximo posible el riesgo derivado de la desinformación del inversor, conociendo los riesgos y las implicaciones legales que conlleva adquirir un tipo u otro de acciones, y de igual forma conocer qué tipo de acción es la más adecuada, así como la necesidad de identificar el perfil de inversión y el nivel del capital disponible para invertir, igual que el resto de productos financieros que nos ofrece el mercado.

Y recuerden, en Todos a la Bolsa no aconsejamos uno u otro producto, no decimos este es bueno o malo, simplemente informamos y dejamos claro que CASI cualquier producto es viable siempre y cuando encaje con la necesidad y el perfil de riesgo del inversor, recuerden que no es lo mismo el perfil de un inversor ocasional, que el de un fondo o el de un banco.

Sumario
Las Acciones
Nombre del Articulo
Las Acciones
Descripción
Las Acciones en la Bolsa y el Mercado. Introducción a las mismas.
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web