Agencias de Rating

Las agencias de rating o de calificación, son entidades privadas o sociedades especializadas en el análisis de riesgos financieros, siendo su tarea evaluar y calificar dichos productos bancarios o activos, ya sean de empresas, estados o gobiernos regionales.

Dichas sociedades emiten una opinión sobre el nivel de calidad y solvencia financiera de una empresa o estado, calificando la posibilidad de que un deudor no haga frente a sus obligaciones de pago de tal forma que los inversores, conociendo de antemano esta información, pueden hacerse una idea sobre el nivel de riesgo por impago desde esa institución. Las calificaciones o ratings sirven como referencia para que los inversionistas tomen sus decisiones y sepan a qué atenerse.

Lo que conocemos por “ratings” son medidas cualitativas que miden la capacidad de pago o solvencia del emisor de un título, funcionando con códigos alfabéticos.

Aunque hay más de 70 agencias de rating en el mundo, el mercado está controlado por tres grandes compañías neoyorquinas  y una canadiense que son las que dominan casi el 90% del mercado por lo que su funcionamiento es casi como un oligopolio. Las principales agencias son Standard & Poor’s, Moody’s, Fitch y DBRS.

Los clientes de dichas agencias son de dos tipos, por un lado, los países y regiones y por otro, las grandes empresas, que son los clientes habituales de las agencias de calificación. Para poder obtener una buena financiación es condición ‘sine qua non’ contar con al menos una o dos calificaciones concedidas por las principales agencias.

Conozcamos un poco más estas agencias de rating.

Standard & Poor’s Financial Services LLC (S&P), empresa de servicios financieros, siendo una división de S&P Global, cuya sede está ubicada en el bajo Manhattan, en la ciudad de Nueva York. S&P publica informes sobre investigación financiera y análisis de acciones y bonos. Su actual propietario es McGraw-Hill y cuenta con aproximadamente diez mil empleados. Fundada en 1.860 por Henry Varnum Poor (1.812-1.905), analista financiero, quien junto con su hermano, hizo fortuna invirtiendo en la creciente industria maderera de Maine.

S&P utiliza la siguiente calificación:

Largo plazo

AAA: La más alta calificación de una compañía, fiable y estable.

AA: Compañías de gran calidad, muy estables y de bajo riesgo.

A: Compañías a las que la situación económica puede afectar a la financiación.

BBB: Adecuada capacidad de pago, pero sujeto a cambios económicos adversos

Inversiones de riesgo o especulativas

BB: Muy propensas a los cambios económicos.

B: La situación financiera sufre variaciones notables.

CCC: Vulnerable en el momento y muy dependiente de la situación económica

CC: Muy vulnerable, alto nivel especulativo.

C: extremadamente vulnerable con riesgo económico.

Moody’s Investors Service, otra gran agencia de calificación de riesgo, que realiza investigación financiera internacional, así como análisis de las entidades comerciales y gubernamentales. Cuenta con una participación del 40% en el mercado mundial de calificación crediticia. Fundada en 1.909 por John Moody, en 1.970 se expandió a la deuda comercial y junto con otras agencias de calificación, comenzó a cobrar a los emisores de bonos y a los inversores por la calificación. Actualmente los principales propietarios institucionales de Moody’s incluyen la compañía de Warren Buffett Berkshire Hathaway y Davis Selected Advisers.

Moody’s utiliza la siguiente calificación:

El rating “Aaa” representa la mayor calidad crediticia, con un riesgo de impago inmaterial. Los ratings se dividen en dos grandes grupos, grado de inversión y grado especulativo. El riesgo calificado por debajo de la barrera “Baa3”, se considera que tiene grado especulativo y elevada probabilidad de impago.

Fitch Group firma fundada por John Knowles en 1.914 como Fitch Pulishing Company. No es sólo una agencia de rating sino que está compuesta por distintas empresas como Fitch Ratings, líder mundial en calificación crediticia con sede en Nueva York y en Londres; es una empresa que se dedica a proporcionar valor, más allá de la calificación crediticia, siendo actualmente la agencia más pequeña de las tres grandes que operan en nuestro país.

Las calificaciones de crédito a largo plazo de Fitch Ratings se asignan en una escala alfabética de ‘AAA’ a ‘D’, introducida por primera vez en 1.924 y posteriormente adoptada y licenciada por S&P.

Largo plazo – Grado de solvencia

AAA: la seguridad máxima. Bancos de calidad, fiables y estables

AA: seguridad alta. Bancos de calidad con un riesgo un poco más alto que AAA

A: la situación económica puede afectar a las finanzas

Sin grado de inversión

BBB: empresas de clase media, que son satisfactorias en el momento

BB: más propenso a los cambios en la economía

B: la situación financiera varía notablemente

CCC: actualmente vulnerable y dependiente de condiciones económicas favorables para cumplir con sus compromisos

CC: muy vulnerables y muy especulativos

C: muy vulnerable, alto nivel especulativo, pero sigue pagando sus obligaciones

D: ha incumplido sus obligaciones y Fitch cree que generalmente incumplirá la mayoría o todas las obligaciones

NR: no calificado públicamente

En cuanto a DBRS, siglas que corresponden a Dominion Bond Rating Service es una agencia de calificación de riesgo fundada en 1.976. La más grande de Canadá, siendo una de las más reconocidas en Estados Unidos, aunque bastante más pequeña que las anteriormente mencionadas. Como dato curioso, diremos que esta agencia canadiense es la única que cobrará del Tesoro por hacer informes de rating y la que mejor ha tratado a nuestro país durante los años de crisis.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Agencias de Rating
Nombre del Articulo
Agencias de Rating
Descripción
Introducción a las Agencias de Calificación
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

error: El contenido está protegido por Copyright.