Rothschild

Los Rothschild

Otra familia no menos importante y destacada que los Rockefeller, es la que conocemos por ‘Los Rothschild’. Al igual que la primera, ésta otra dinastía ha llegado a lo más alto en el mundo de las finanzas partiendo de la nada, creando un emporio bancario internacional e iniciando su largo recorrido hacia el triunfo financiero cambiando monedas y billetes.

Conocidos también como la Casa Rothschild, conforman una dinastía europea de origen  alemán, famosa no sólo por ser una de las más adineradas del planeta sino porque sus tentáculos se establecieron en las cinco capitales más importantes de Europa.

Todo comenzó allá por el año 1743 cuando Amschel Moses Bauer (1710-1755) alemán de origen judío y orfebre de profesión, comienza a completar sus ingresos interesándose por el comercio de monedas. Pasados unos años abrió una pequeña tienda donde centró esa nueva actividad en el gueto judío de Frankfort.

Es en esa tienda donde comenzó una de las más famosas leyendas del mundo de los mercados y la bolsa. De esta forma y en la misma se le ocurrió colgar un cartel representando un águila romana en un escudo rojo, hecho que propicio que al poco tiempo comenzara a conocerse la tienda como “la del escudo rojo” (Rothschild en alemán) y que acabó con el paso de los años convirtiéndose en su patronímico, su apellido.

Además el rojo era el pabellón de los judíos protestantes en el este de Europa. Con el tiempo este cartel representaría la élite bancaria mundial y la reserva federal.

Su hijo Mayer Amschel Rothschild (1744-1812), se hizo, posteriormente, cargo del negocio, siendo el fundador de la dinastía bancaria internacional de tan célebre apellido, estableciendo sus actividades en Frankfurt negociando, como ya hizo su padre, con monedas y billetes. 

En 1784 compró una propiedad donde ir a vivir con su esposa e hijos conocida como la Casa del Escudo Rojo y donde cinco de sus diez hijos aprendieron las habilidades económico-financieras, ya que todos apuntaban maneras. Con el paso del tiempo se convirtieron en banqueros de monarcas y gobiernos europeos, instaurando el negocio de la banca Rothschild en toda Europa. 

Conozcamos un poco más a los descendientes directos del fundador de la dinastía que nos ocupa.

Amschel Mayer Rothschild (1773-1855), hijo mayor del fundador, el cual a la muerte de su padre, le sucedió en el banco de Fráncfort del Meno. En 1817 el Emperador Francisco I de Austria le concedió la baronía del Imperio de los Habsburgo. 

Salomón Mayer Rothschild (1774-1855), fue el fundador de la rama austriaca de la saga en Viena. En 1922 junto a sus hermanos fue elevado a la nobleza por el Emperador de Austria por sus servicios, convirtiéndose en uno de los mayores terratenientes del país. Creó la industria Metalúrgica Vitkovice. Fue un gran coleccionista de arte. 

Nathan Mayer Rothschild (1777-1836), banquero y financiero alemán. Con poco más de 20 años se independizó de sus padres instalándose en Manchester (Inglaterra) estableciéndose como comerciante textil, adquiriendo con prontitud una afamada reputación. Años más tarde, se trasladó a Londres donde desarrolló la actividad bancaria, a la vez que comerciaba en la Bolsa de Valores de dicha ciudad con títulos extranjeros y valores del gobierno.

Con tan solo 27 años, hizo dinero con la especulación sobre letras de cambio y préstamos foráneos. Más tarde comerció con lingotes de oro. Unos años antes de la batalla de Waterloo comenzó a prestar dinero para pagar las tropas de Wellington y más tarde para las de Napoleón. Junto con sus cuatro hermanos desarrolló una red de agentes, transportistas y mensajeros para trasladar oro e información por toda Europa.

Cada hermano tenía asignado un banco en áreas claves de Europa. Era tal el servicio de inteligencia privada que manejaba que supo antes que nadie que Napoleón perdió la Batalla de Waterloo, con lo que decidió aprovechar la información privilegiada que poseía, esparciendo falsos rumores y haciendo creer a la Bolsa de Valores que Napoleón había ganado. Comenzó a vender sus acciones originando que el resto de inversores hicieran lo propio, creando un fuerte colapso bursátil.

Al mismo tiempo sus agentes de bolsa compraban en el mercado de valores de Londres con precios por los suelos de forma que acabaron tomando el control del Banco de Inglaterra antes de que Londres descubriera la verdad. Se podría decir que Nathan era el cerebro de la familia. 

En 1814, el gobierno británico le encargó junto con sus hermanos, que obtuvieran los medios financieros para ayudar a Gran Bretaña y sus aliados para derrotar a Napoleón. 

Carl Mayer von Rothschild, nacido Calmman (1788-1855). En este caso y como con el resto de los hermanos, con el fin de expandir el negocio de la banca por toda Europa, Carl se establece en Nápoles (Italia) donde funda la compañía C.M. de Rothschild & Figli.

James Mayer de Rothschild, nacido Jakob, (1792-1868), el más joven de todos ellos, en 1812 se trasladó a Paris, desarrollando en esa ciudad su actividad bancaria. Pocos años más tarde expandió el imperio bancario de la familia abriendo el banco ‘De Rothschild Frères’ con todos los hermanos actuando de socios. Con el tiempo llegó a ser el banquero más poderoso del país, desempeñando un importante papel en la financiación de la construcción de ferrocarriles y en el negocio minero, ayudando a Francia a convertirse en una potencia industrial.

Hizo fortuna con la importación del té y la compra de viñedos en Burdeos. Era un astuto hombre de negocios y como tal, amasó una fortuna que lo convertiría en uno de los hombres más ricos del mundo. En 1822 junto con sus hermanos fue nombrado Barón por el Emperador Francisco I de Austria, Cónsul general del imperio austriaco y un año más tarde, galardonado con la legión de Honor francesa.

Poco después financió la expedición de los Cien Mil Hijos de San Luis, participando también en la construcción de la red ferroviaria de Francia y España. En 1824 se casó con su sobrina, hija de su hermano Salomón con quien tuvo 5 hijos.  Como otros tantos multimillonarios, utilizó parte de su riqueza para llevar a cabo algunas obras filantrópicas convirtiéndose en el líder de la comunidad judía francesa.  

Los integrantes de la familia Rothschild han realizado numerosas donaciones de sus colecciones de arte. Aunque actualmente siguen siendo un grupo bancario de importancia, ya no son lo que fueron durante el siglo XIX. En la actualidad abarcan otros negocios además de la banca, diversificando sus actividades económicas en distintos sectores como bodegas, organizaciones benéficas, asesoramiento financiero, etc.

Por cierto, la lista de descendientes, parientes y familiares es interminable.

La vida de esta dinastía se ha llevado al cine en numerosas ocasiones. En 1934 “La Casa Rothschild” protagonizada por Boris Karloff que relataba de una forma un tanto sui generis la vida de su fundador.

Es de sobra conocido que el nombre Rothschild es utilizado mundialmente como sinónimo de extrema riqueza… como dato curioso, parece ser acreditado que inspiró la canción “Si yo fuera rico” basada en un tema de las historias de Tevye el lechero, escritas en yiddish y que en nuestra libre adaptación podemos traducir como “Si yo fuera un Rothschild”. 

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Los Rothschild
Nombre del Articulo
Los Rothschild
Descripción
Historia de la familia Rothschild.
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web