Que es la Bolsa

Es generalmente admitido considerar la Bolsa, Bolsa de Valores o Bolsa de Comercio como una organización privada, inmersa en un mercado en el que entran en contacto demandantes de capital y oferentes de recursos financieros. También podemos definir la Bolsa como un mercado en el que se negocian productos y activos financieros, actuando como punto de encuentro entre compradores y vendedores. En definitiva un tipo de mercado más.

Que es la Bolsa de Valores

Debemos tener en cuenta que en la actualidad, lo que entendemos como Bolsa puede ser un lugar físico o no, adquiriendo en ocasiones un carácter plenamente virtual, e incluso dándose el caso común de que ambas posibilidades coexistan dentro de un mismo sistema bursátil.

Una de las principales características de este mercado de valores es la capacidad para fijar los precios de los activos y productos financieros de forma pública, atendiendo en sus variaciones a las fuerzas distintas de la oferta y la demanda, así como a otras circunstancias económicas, políticas e incluso sociales. Precisamente esto es lo que entendemos por cotización. O lo que es lo mismo la valoración de un activo financiero en un determinado momento y mercado. Esta cotización puede ser diaria (al cierre de la sesión de negociación de valores, por ejemplo) horaria, por minutos o incluso tick a tick…

La bolsa está integrada por distintos participantes y operadores, con cualidades y responsabilidades distintas que iremos analizando a lo largo de nuestro Magazine.

Así, podemos encontrarnos con una determinada sociedad o empresa que necesitando más fondos para poder alcanzar sus objetivos, decide acudir al mercado de valores para ofertar distintos activos financieros, tales como acciones, bonos u obligaciones. Como ya hemos considerado en artículos y reportajes anteriores esta primera oferta se realiza en el denominado mercado primario, pasando después del proceso oportuno, a ser ofertado en el llamado mercado secundario, aquel que todos conocemos popularmente como la Bolsa.

Es a este segundo tipo de mercado, al que acudirán los ahorradores, instituciones, inversionistas y especuladores para acceder a los mencionados productos, en la intención de obtener, a partir de distintos procedimientos, rentabilidades diversas sean estas negativas o positivas, no lo olvidemos. Al respecto pueden consultar nuestro artículo “La Rentabilidad” dentro de la sección “Vivir de la Bolsa” del Magazine.

En un lenguaje popular se asimila el concepto de bolsa al de mercado de renta variable y más concretamente al mercado de las acciones, en donde se buscan las rentabilidades, rendimientos y retornos de la compra de las mismas a través de los dividendos, los derechos de suscripción o las plusvalías. Pero esto, con ser cierto en una parte no lo es en su totalidad, ya que el mercado de valores abarca además de los mencionados anteriormente, una serie de productos financieros distintos a ellos que compiten dentro de las bolsas y que conforman la misma en un sentido conceptual más amplio.

Características de la Bolsa

Las características más básicas y genéricas, comunes a la mayoría de las Bolsas son las siguientes:

Primera, en ellas se produce la negociación de los distintos valores existentes, en base a determinadas especializaciones.

Segunda, se considera un mercado secundario, en el cual se negocian activos o productos financieros que ya han sido emitidos o puestos en circulación con anterioridad en el correspondiente mercado de emisión, que en epígrafes anteriores denominamos mercado primario o de emisión.

Tercera, la negociación a la que hacíamos referencia en la primera característica, se lleva a cabo tomando como base una serie de precios determinados y conocidos, que se fijan en tiempo real, es decir al momento de su producción.

Cuarta, las actuaciones que se producen en las bolsas, cuando estas están reguladas, se originan en un  entorno seguro para la propia actividad de los participantes en las mismas. Quede dicho lo anterior con alguna anotación al respecto, tal como ocurre en los mercados denominados OTC (over the counter) sobre los que puede consultar nuestro artículo “Que son los CFDs/Mercado OTC” si necesita más información al caso.

Quinta, dada su condición de mercado secundario, las bolsas ofrecen la posibilidad a sus intervinientes de convertir los activos financieros negociados en dinero en el momento que lo deseen, con las excepciones propias de cada una de las especialidades bursátiles que en los distintos mercados pueden encontrarse. Es lo que denominamos posibilidad de falta de liquidez, sobre la que también podrá encontrar algo de información en el artículo mencionado líneas más arriba.

Función de la Bolsa

Estas características, permiten garantizar en las Bolsas tipo, la existencia y cumplimiento de la legalidad, la seguridad jurídica y la transparencia, condiciones necesarias para el buen desenvolvimiento de las mismas.

No debemos olvidar que la creación de precios en un momento presente, la cotización de los distintos productos financieros, es variable en el tiempo y obedece como ya hemos apuntado a distintos factores, por lo que en consecuencia, siempre existirá la incertidumbre sobre cuáles serán los posibles rendimientos futuros, para el caso de que los haya, siendo más que nunca en estos tiempos perfectamente adecuado, el moderno aforismo que dictamina que las rentabilidades pasadas no garantizan las mismas en el futuro. Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Además de estas características primarias, las Bolsas, en su sentido popular más amplio, poseen unas funciones que pueden reconducirse a las siguientes:

Primera, las bolsas cumplen una función activa en el crecimiento de la economía real, ya que actúan como canales en donde es posible reconducir el ahorro privado hacia la inversión, imprescindible en los sistemas económicos modernos.

Segunda, en la mayoría de los casos, se comportan como un lugar común donde buscar financiación, refiriéndose esta función a las empresas y sociedades que tienen la posibilidad de acudir a las bolsas para poder financiarse, independientemente de que puedan hacerlo o no mediante otros medios, métodos o procedimientos.

Tercera, la bolsa, en su condición de mercado y como es propio de los mismos, facilita la movilidad de la riqueza, permitiendo y facilitando el denominado flujo económico.

Cuarta, la bolsa resuelve con mayor eficacia cada vez, el problema de la fijación de los precios objetivos en base al valor que el propio mercado establece para ellos, siendo esta, función y característica a la vez.

Quinta, por último las bolsas poseen la función de ofrecer a los inversores privados minoristas un acceso cómodo y directo al mercado bursátil, mediante sistemas y procedimientos generalmente estandarizados. Con la excepción ya comentada de los mercados OTC.

En definitiva, la bolsa como lugar común para poder acceder al mercado financiero. Algo tan popular en nuestros días, como en ocasiones, si no se está convenientemente preparado para ello, peligroso.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Que es la Bolsa
Nombre del Articulo
Que es la Bolsa
Descripción
Que es la Bolsa de Valores.
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

error: El contenido está protegido por Copyright.