Que es la Política Monetaria

Podemos definir la política monetaria como el conjunto de medidas de carácter financiero llevadas a cabo por la autoridad correspondiente, en orden a alcanzar los objetivos que como tal tiene preestablecidos. En la Unión Europea esa autoridad está representada por el Banco Central Europeo (BCE). Esta política puede llevarse a cabo de distintas maneras siendo las más conocidas la ampliación o reducción de dinero circulante y los movimientos sobre los tipos de interés, entre otras variantes.

En general estas políticas se encaminan al mercado del dinero y a la consecución de la denominada estabilidad económica, siendo cada estado o entidad supraestatal (como en Europa o en los Estados Unidos) los encargados de establecer qué institución se encargará de llevarlas a cabo, en qué condiciones y con qué objetivos. Ejemplos de estas instituciones pueden ser el Banco Central Europeo (como ya hemos adelantado) la Reserva Federal estadounidense o el PBOC, Banco Central de la República Popular China.

Pero no son solo sus funciones las mencionadas anteriormente, sino que existe un amplio conjunto de medidas que estas entidades públicas llevan a cabo, tal como puede ser la fiscalización del funcionamiento de los bancos privados o comerciales o posibilitar y regular el cambio de divisas o intentar alcanzar la plena ocupación, el pleno empleo.

Las políticas monetarias suelen clasificarse en atención a distintos elementos siendo corriente encontrarnos con políticas expansivas y con políticas restrictivas dependiendo del uso que se haga en cada momento de la cantidad de dinero existente en el mercado, entre otras medidas de carácter monetario.

En el caso concreto de España y de los países que han adoptado el euro como moneda única, la autoridad competente para llevar a cabo las políticas económico monetarias es el Banco Central Europeo, en dependencia de la Unión Europea y su propia política económica, de la que forma parte la política monetaria.

Desde el 1 de enero de 1.999 el Banco Central Europeo (BCE) se ocupa de llevar a cabo la política monetaria de la zona del euro, que como ya hemos mencionado en otros epígrafes de este Magazine se creó cuando los Bancos Centrales nacionales de once Estados miembros de la Unión Europea transfirieron sus competencias en materia de política monetaria al BCE. El BCE tiene personalidad jurídica propia de acuerdo con el derecho público internacional.

Grecia se incorporó en 2001, Eslovenia en 2007, Chipre y Malta en 2008, Eslovaquia en 2009, Estonia en 2011, Letonia en 2014 y Lituania en 2015. Como recoge el propio Banco Central Europeo “El establecimiento de la zona del euro y de una nueva institución supranacional, el BCE, supuso un hito en el largo y complejo proceso de integración europea”.

En este sentido cabe mencionar también la existencia del denominado Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) que incluye a los Bancos Centrales nacionales de los estados miembros de la Unión, diferenciando dos bloques según su pertenencia o no al sistema euro. Y por supuesto el Eurosistema formado por el BCE y los Bancos Centrales nacionales de los Estados miembros que han adoptado el euro. El Eurosistema y el SEBC seguirán coexistiendo mientras continúe habiendo Estados miembros de la UE que no pertenezcan a la zona del euro, como ocurre, por ejemplo, con el Reino Unido que mantiene su propia moneda, la Libra, cuando menos hasta su salida definitiva de la Unión, vía Brexit.

No debemos olvidar que para alcanzar el objetivo principal definido por la estabilidad de precios, el Eurosistema va a gestionar la política monetaria de la zona euro a través de una serie de procedimientos e instrumentos enmarcados dentro de sus directrices principales. Y estas directrices o decisiones sobre política monetaria se adoptan dentro del seno del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, siendo posteriormente los Bancos Centrales nacionales los que lleven a cabo tales encomiendas.

Los mecanismos particulares que se utilizan y que son accesibles en igualdad de condiciones para todas las instituciones de la zona euro pueden resumirse en los siguientes puntos:

1.- Operaciones de mercado abierto, que van a posibilitar el control, mediante criterios uniformes, de los tipos de interés, de la liquidez del mercado y la propia orientación de la política monetaria. Probablemente estas operaciones sean el principal instrumento a tener en cuenta.

2.- Facilidades permanentes, donde se proporciona liquidez (se facilita la liquidez) a determinados intervinientes en el mercado, como pueden ser los Bancos comerciales instrumentalizándolo a través (entre otras fórmulas) de la concesión de créditos (facilidad marginal de crédito) o la absorción de depósitos (facilidad de depósito). Se gestiona desde los Bancos Centrales nacionales.

3.-Mecanismo de mantenimiento de reservas mínimas, que se aplica a las entidades de crédito de la zona euro, con objeto de estabilizar los tipos de interés y modificar el déficit estructural de liquidez de las mismas. Orientado fundamentalmente a las entidades de crédito, funciona como un mecanismo de regulación de reservas obligando a mantener, entre otras medidas y procedimientos, un determinado coeficiente de caja a estas entidades.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Que es la Política Monetaria
Nombre del Articulo
Que es la Política Monetaria
Descripción
Introducción a la Política Monetaria. Concepto y características.
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

error: El contenido está protegido por Copyright.