Que son los Dividendos

A finales de año, concretamente en el mes de diciembre, las empresas cierran sus cuentas anuales calculando si han obtenido beneficios o pérdidas en su negocio a lo largo del año fiscal. En caso de que se hayan obtenido beneficios, deciden qué porción de los mismos reparten entre sus accionistas. El importe de estos (los beneficios), deben ser aprobados por la Junta General de Accionistas a propuesta del Consejo de Administración.

Por tanto, podríamos entender como dividendos aquella cuota, generalmente en forma de dinero, obtenida de las ganancias que la empresa reparte entre sus accionistas. Esa remuneración que percibe el bolsista por ser propietario de una sociedad es una cantidad variable según los resultados que la empresa haya presentado.

Al invertir en acciones, hay que tener en cuenta el efecto de los dividendos, visto como un incentivo que las empresas ofrecen para atraer a un mayor número de inversores. Lo que popularmente conocemos como dividendos, en realidad, agrupa una serie de conceptos que en la práctica adquieren diversas formas, así brutos, netos, a cuenta, extraordinarios, complementarios, etcétera.

Además, podemos decir que los dividendos se realizan bajo diversas fórmulas, siendo las más básicas el pago de los mismos en efectivo o bien adjudicándolos a través de la emisión de nuevos valores, aunque existen otras soluciones distintas.

En el caso de que el pago sea en efectivo, la remuneración que el accionista recibirá en su cuenta (en la fecha en que la Junta haya fijado para ese cobro), suele ser expresada en bruto. Ese es el importe aprobado sin que se haya llevado a cabo la correspondiente retención a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Si fuera que se ha descontado ese gravamen, la cifra se expresaría en neto.

El dividendo a cuenta, es aquel que se entrega a los accionistas como anticipo de los resultados finales. Por otra parte, nos encontramos frente al dividendo complementario, aquel que se añade al entregado a cuenta, una vez comprobada la cantidad definitiva a repartir en concepto de dividendo, por la Junta de Accionistas.

El dividendo de tipo ordinario es aquel que se paga tras el beneficio de un ejercicio, siendo uno de los más frecuentes y que habitualmente se reparte en varios pagos, aunque hay empresas que también lo reparten en una sola vez. Por el contrario, el dividendo extraordinario es menos frecuente, siendo aquel que se reparte cuando tiene lugar algún acontecimiento en la empresa sin tener en cuenta los beneficios de la misma, haciéndose de forma ocasional.

Excepcionalmente, hay empresas que deciden no pagar ningún dividendo. Cuando una empresa obtiene beneficios, la dirección decide si lo reinvierte en el negocio o si por el contrario lo reparte entre los accionistas en forma de dividendos. Lo normal es que las compañías más estables reinviertan una parte de sus beneficios. El resto puede ser repartido en forma de dividendos, bien en efectivo, bien mediante la entrega o canje de acciones.

Generalmente, las empresas consideradas de alto crecimiento no suelen ofrecer dividendos, ya que reinvierten los beneficios para mantener el mismo.

En la actualidad, las compañías apuestan por remunerar a los accionistas con títulos de la propia sociedad, lo que se conoce como ‘scrip dividend’. La emisión de acciones tiene como objetivo retribuir a los accionistas con las mismas, en lugar de realizar el pago del dividendo en metálico, de forma que el número de acciones que poseen en la compañía aumentan. Cada empresa es un mundo y el hecho de pagarlos o no, vendrá determinado por la política de dividendos que tenga cada una de ellas, por lo que variará de una sociedad a otra. Hay compañías que distribuyen los dividendos en un solo pago de forma anual, otras por cuatrimestres y otras tantas trimestralmente.

Los accionistas que perciben dividendos tienen que pagar impuestos, tributando desde el primer hasta el último céntimo.

Es evidente que, en el momento de confeccionar nuestra cartera de inversión, debemos tomar en consideración la opción de los dividendos a la hora de valorar una empresa, pero sin perder de vista que los mismos sólo son una parte de todo lo que debemos tener en cuenta antes de entrar en un valor. Es conveniente que Vd. conozca qué son los dividendos y cuáles son las compañías del Ibex 35 (y de otros índices) que ofrecen los mejores en un momento determinado. Al respecto le recomendamos que lea nuestro articulo “Cuales son las empresas con los mejores dividendos”. En cualquiera de los casos, y por excelentes que sean, recuerde que en Bolsa no existe el riesgo cero.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Que son los Dividendos
Nombre del Articulo
Que son los Dividendos
Descripción
Que son los Dividendos
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

error: El contenido está protegido por Copyright.