Vivir del Trading

Se puede vivir del trading? Esta es la pregunta que me vienen haciendo algunos lectores desde hace tiempo. Y la cuestión no es sencilla de responder, porque cada uno tiene unas circunstancias y condicionantes personales que hacen difícil encontrar una respuesta que sea válida para una gran mayoría. Es esta una pregunta que se repite a lo largo de los foros, cursos, etc. y en la que cada uno intenta aportar o bien su visión personal o bien la experiencia propia que está desarrollando en ese momento.

¿Se puede Vivir del Trading?

Es por tanto necesario objetivar la respuesta y buscar unos paramentos comunes en los que puedan encajar un gran número de personas.

Pero no debemos olvidar que en realidad la respuesta es bien sencilla, si, se puede vivir del trading, de hecho muchos miles de personas operan a diario en los distintos mercados obteniendo ganancias consistentes y dedicándose exclusivamente a ello.  Algunas lo hacen por cuenta propia, otros trabajan para empresas o casas de valores y otros más se dedican al trading de una forma que podríamos denominar terciaria, es decir no operan directamente como inversores o especuladores, pero su actividad está vinculada de forma directa al trading, bien sea como profesores que imparten clases en las universidades o institutos privados, programadores de EA’s o de plataformas, escritores de artículos y libros, periodistas económicos, y así un largo etcétera.

Por tanto si se puede vivir del Trading.

El problema surge cuando esta pregunta la plantean operadores novatos, que están empezando o que quieren empezar a trabajar en este sector. Ahí es donde aparecen las grandes dificultades y los problemas. Y uno de los problemas principales que hay es precisamente el exceso de información que tenemos, por ejemplo en la red y que puede (puede digo) llegar a ser perjudicial para algunos newbies. Otro son los gurús y las páginas web que ofrecen ganancias ilimitadas desde el primer día o aprender a operar en bolsa en tan solo ¡media hora! En fin, la variedad de timos, estafas y engaños es abundante por lo que se hace muy necesario saber distinguir bien el grano de la paja.

Entiendo que podemos responder a todos estos traders novatos clarificando algunos aspectos que seguro serán para ellos de gran utilidad, y que conste que esta relación que voy a presentar no pretende ser un “numerus clausus” sino más bien al contrario, algunas consideraciones personales puestas sobre papel. Veámoslas:

La Formación.

En primer lugar tenemos el aspecto más importante de todos, la formación. Y no solo es el aspecto más importante sino también el más descuidado. Parece cundir la especie de que a partir de la lectura de cuatro hilos en un foro, dos artículos y un manual de bolsa (cuantas menos paginas mejor) tenemos ya el bagaje necesario como para empezar a operar. Y así lo hacen algunos.

Tremendo error. La formación es imprescindible. Pero que sea real, efectiva, académica y continuada en el tiempo. Los webinars son importantes para transmitir información básica, pero pretender que son suficientes para conseguir el nivel de conocimiento adecuado para poder desarrollar la actividad bursátil es como pensar que podemos llegar a la luna en triciclo.  Eso partiendo como ya he dicho, de que estos son importantes y de hecho yo mismo los imparto.

¿Podríamos formar a un médico, un arquitecto o un abogado, con media docena de webinars?

Desengañémonos. Lo anterior no es posible. Solo es una actividad introductoria o complementaria a una formación real. Por tanto el primer punto para poder vivir de la bolsa y no perder todo el capital el primer mes, es obtener una buena formación. En mi caso entiendo que esta debe ser académica, pero no descarto la autoformación que también es posible si se tiene fuerza de voluntad y las herramientas necesarias para llevarla a cabo.

El Tiempo y el Capital.

Otra cuestión es el tiempo. Muchos de los que empiezan quieren comenzar a operar rápidamente, aunque sea con cuentas demo. Operar, esa es la cuestión. El problema surge cuando se hace con dinero del de verdad (de ese que nos cuesta tanto ganar) y se acaba perdiendo hasta la camisa. El tiempo es el aliado de la formación, ya que no se puede pretender obtener esta ex abrupto. Necesita su tiempo, en general lo debemos contabilizar en años, sobre todo si llevamos a  cabo, como es lógico una formación estable académica.

Tenemos por tanto formación y tiempo. Lo siguiente seria tener claro a que nos queremos dedicar. Si a invertir exclusivamente en renta fija, especular con derivados, trabajar en el mercado de divisas… todos y cada uno de estos aspectos requieren un elemento importante al que a veces no damos la importancia necesaria: el capital.

Debemos tener claro cuál es la pregunta que hoy nos hacemos ¿Se puede vivir del trading? Vivir, es decir desarrollar una vida personal, social y profesional plena, no simplemente ganar cien dólares en el Forex una mañana porque sonó la flauta. Ser trader.

Llegados a este punto, debemos manejar el concepto “ganancias consistentes” aquellas que se perpetúan en el tiempo y nos posibilitan llevar una vida agradable (si no tenemos en cuenta lo estresante que resulta operar en los mercados con dinero propio, claro).

Y para conseguir obtener esas ganancias consistentes es necesario tener una base sólida de capital. Bien es cierto que se puede empezar poco a poco, obteniendo pequeños logros que sumados a lo largo del tiempo nos provean el ansiado sueño, pero en general eso está lejos de la realidad. ¿Y a cuánto asciende ese capital? Pues depende de muchas cosas, del tipo de vida que quieras llevar, de las posibilidades reales que tengas de obtenerlo, de la propia pericia operando, del conocimiento profundo o no de los mercados, en fin son bastantes los condicionantes. Como decía antes no es lo mismo ser bonista, que operar con derivados. No es lo mismo dedicarse a las coberturas y al mercado de divisas, que a las materias primas…

Las Herramientas.

Formación, tiempo, capital y ahora herramientas.

Efectivamente, hay que abandonar el mito de que con un PC y una línea ADSL uno se va a convertir en Warren Buffet en un par de meses. No es cierto, es simplemente un mito. Si lo que se quiere es dedicarse a esto de forma profesional hace falta prever una cierta inversión en herramientas. Básicamente hablamos de hardware y software, licencias de uso, plataformas, robots (si se dedica uno al trading automático), varias líneas de conexión ADSL rápidas (a poder ser fibra óptica), suscripción a noticias y alertas y así una serie de complementos que faciliten o apoyen nuestra operativa.

Estas herramientas son imprescindibles y cuanto más invirtamos en ellas, mejor será (y más cómodo) nuestro trading.

En resumen, formación, tiempo, capital y herramientas serian la base adecuada para poder dedicarse al trading de manera profesional, entendiendo este en su aspecto más genérico.

No debemos olvidar que los Operadores solemos realizar nuestra tarea profesional en distintos mercados, con distintos instrumentos y con activos diversos. La realidad es que nunca se termina de aprender. Es esta una profesión que requiere dedicación plena y constante y desde luego un afán indestructible de remontar cada día los baches que se producen hasta lograr alcanzar eso que a muchos les parece un mito: vivir del trading.

Si, se puede.

Artículo escrito para TODOS A LA BOLSA

Sumario
Vivir del Trading
Nombre del Articulo
Vivir del Trading
Descripción
¿Se puede vivir del Trading? En este artículo se hace una aproximación al tema.
Autor
Organización
Todos a la Bolsa
Web

Todos a la Bolsa

Magazine de Inversión, Mercados y Finanzas

Un comentario sobre “Vivir del Trading

Comentarios cerrados.

error: El contenido está protegido por Copyright.